lunes, 24 de julio de 2017

The Ilustrated Police News



El Illustrated Police News del sábado 14 de agosto de 1869 publicaba en su portada esta ilustración como uno de los hechos sensacionales que se habían dado en la última semana. Por lo que se lee en el interior respecto al duelo de monjas, bastante poco, a uno le queda la sensación de que era uno de tantos cebos hechos a base de noticias falsas o exageradas que abundan en este tipo de medio. ¿Qué dice?: que se enfrentaron por cuestiones de honor, que pertenecían a un convento de una localidad aparentemente francesa pero que no existe o cuyo nombre está mal transcrito, y que todo acabó con heridas leves, sin apenas derramamiento de sangre y con la concesión mutua del perdón. Amén.

El Ilustrated Police News es una de tantas publicaciones del género policial/sensacionalista que abundaron y tuvieron un importante éxito entre los lectores de la segunda mitad del siglo XIX y prácticamente todo el XX. Conozco versiones semejantes en Francia -en España que yo sepa solo estuvo El Caso, pero fue posterior y no tenía ese potencial gráfico-, y siempre juegan con el atractivo de una portada llena de ilustraciones impactantes que envían al curioso a una lectura en sus páginas interiores. En muchos de los casos -como este de las monjas-, la curiosidad termina en sensación de que a uno le han contado un cuento...

A pesar de todo ello, son en general publicaciones con una larga existencia. El Ilustrated en concreto entre 1864 y 1938, llegando a la cumbre de su popularidad con los sucesos de Whitechapel (1888-1891). De hecho, muchos de los elementos gráficos que se emplearon en esta publicación para el caso de Jack el destripador, forman parte importante de la referencia visual que ha quedado en todos nosotros de uno de los casos criminales más conocidos de la historia.

8 comentarios:

  1. ¡Un duelo de monjas!
    ja ja ja ja ja ja y rejuas

    Hacia tiempo que no me reía sola en la oficina
    juas juas y rejuas

    Kis juas y Kis rejuas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueeeno, pues ya ha valío pa argo si usté se rie.

      Salud!

      Eliminar
  2. Una época gloriosa para los dibujantes... Ahora solo es cuestión de ver quien tiene mejor móvil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosamente algunos de los grabados de prensa mas hermosos de la época -hay ejemplos de ello en "Ilustración" española-, se hacía a partir de fotografías, introduciendo muy pocas variaciones. Seguramente se hacía así por una cuestión técnica, pero la verdad es que el resultado, además de ser más trabajoso, resultaba mucho más vistoso.

      Eliminar
  3. Ha de reconocerse el afán truculento de los ilustradores, que incidían en la exitosa apreciación del "una imagen vale más que mil palabras", amén de la sagacidad de editores y escribidores de noticias, que conocían bien a la clientela de los tabloides, tan proclive al impacto de la imagen y a relegar los textos farragosos al uso.

    Las triquiñuelas periodísticas no han cambiado mucho con el paso del tiempo, centrándose hoy en día en amañados titulares y entradillas que pretenden resumir el cuerpo del texto y que, tantas veces, no sólo exageran y desvirtúan los sucesos sino que los falsean hasta transformarlos en relatos ficticios.

    (Y es curioso cómo, quienes consumimos prensa, caemos, en ocasiones, en el error de no comprobar -porque hoy en día todo es comprobable- lo que se expone a nuestros ojos y nuestro entendimiento.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final se trata de vender, y vender al mayor número de personas posibles. Desengañemonos en ese aspecto pues no se trata de comunicar, de informar, de formar o de difundir. Se trata de que tu publicación, magnífico soporte de publicidad, será más valioso para esta cuando más lectores tenga... Para ello: contenidos simples, primarios y de contenido genérico.

      Eliminar
  4. Basta con echar un vistazo al listado de noticias más leídas en cualquier periódico digital para constatar que lo truculento nos llama la atención. Parece que en eso tampoco hemos cambiado demasiado últimamente.

    En otro orden, a muchos les gusta dar pábulo a noticias falsas, reenviándolas sin ningún pudor, en una actitud irresponsable que no está exenta de peligros. Pero nos da igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las servidumbres que tienen todos los medios a la hora de seleccionar sus contenidos son evidentes. A lo que ya decía en la respuesta en el comentario anterior, podría añadirse la pulsión a la que se ven sometidos todos los soportes de comunicación, desde los grandes medios hasta casi el más humilde e inexperto usuario de facebook: muchas veces importa más que comuniques, que el qué comuniques. Lo importante es seguir presente para tu audiencia y se llegan a casos -no hay más que husmear un poco en las redes-, en los que un contenido se multiplica interminablemente y sin modificación alguna en muchísimos soportes...

      Eliminar